Jaíto: El Chico de la Armónica

Yo os lo prometo, pocas veces me rio a carcajadas, pero… en ocasiones, no puedes retener la risa. Mirad, mirad: Este hombre, vino a tocar la armónica, pero, creo que la gente acabó viéndole como humorista, en vez de como virtuoso de la armónica. Venga, ¡gracias por visitarnos!

Tu voto: